¿Qué mantenimiento necesita mi casa de madera?

En este post vamos a abordar el tema del tratamiento y mantenimiento que necesitan nuestras casas y trataremos de proporcionar información sobre cuándo y cómo tratarlas. Aquí van una serie de puntos clave:

Lo primero de todo, ¡Que no cunda el pánico! Si acabas de adquirir una de nuestras casas de madera y se encuentra expuesta a la lluvia y la humedad, no es necesario entrar en pánico inmediatamente por la necesidad de tratamiento. Tenemos algún caso bastante llamativo en el que se ha tardado MUCHO MÁS DE LO RECOMENDABLE en decidirse por el color de la pintura.

Esta casa situada en Inglaterra nunca se ha tratado desde que se instalo hace 12 años.
Esta casa situada en Inglaterra NUNCA se ha tratado desde que se instaló hace 12 años.

No obstante nuestra recomendación es que la casa reciba el tratamiento y mantenimiento lo antes posible .

¿Cuál es el propósito de las operaciones de mantenimiento de mi casa de madera?

Los principales objetivos del mantenimiento son:

1.- Protección UV: aunque intuitivamente pudiera parecernos que lo más importante sea proteger nuestra madera contra la humedad, lo cierto es que los rayos solares, y más en un clima como el nuestro pueden ser más dañinos que la propia humedad. Y más teniendo en cuenta los episodios de calor extremo que podemos sufrir cada vez con más frecuencia.

2.- Impermeabilización: Debemos proteger a la madera de una absorción excesiva de agua. El punto ideal de humedad para su conservación estaría en torno al 14% de humedad.

3.- Protección a prueba de xilófagos, hongos, gusanos, etc…

4.- Tratamiento que permita a la madera mantener su flexibilidad.

No te preocupes por la lluvia inicial: Puedes esperar un tiempo antes de aplicar el tratamiento. Si la cabaña se ensucia debido a la lluvia, puedes limpiarla con una hidrolimpiadora básica a presión o una manguera.

Ventilación: La ventilación adecuada es crucial para prevenir la pudrición de la madera. Asegúrate de que la madera tenga la oportunidad de secarse si se moja. La circulación del aire es uno de nuestros aliados en la conservación de la madera ya que evita que se pudra.

Usa un tratamiento de calidad: Nuestra recomendación – LASUR IRUXIL W

Lasur IRUXIL W protector para madera al agua. (4L)

Lasur al agua especial madera para exteriores - IRUXIL W
Lasur al agua especial madera para exteriores – IRUXIL W

Creemos que es interesante atender a la FICHA TÉCNICA del producto y a continuación ofrecemos un resumen.

El Lasur IRUXIL W es un protector decorativo para madera de todo tipo(*) , puedes utilizarlo en ambientes interiores y exteriores/intemperie. Realza el aspecto y belleza natural de madera, dándole color y nutriéndola/protegiéndola contra el agrisamiento y el azuleo.

Observaciones: La versión de LASUR Iruxil W 490 Incoloro, ofrece una inferior protección a la radiación solar en intemperie respecto al resto de colores de la gama, por lo que se recomienda para uso en interiores o para operaciones de mantenimiento periódico de carpintería exterior.

Lasur IRUXIL y Carta de colores
Lasur IRUXIL y Carta de colores

PROPIEDADES IRUXIL W Lasur al agua 3 en 1:

  • FÁCIL DE APLICAR. Aplicación a brocha, rodillo de pelo corto y/o proyección aerográfica.
  • Protección contra los elementos atmosféricos (intemperie).
  • Gran elasticidad y adherencia a la madera (no se agrieta).
  • Gran estabilidad de color. (Contiene absorbedores UV que protegen a la madera frente a la luz solar (fotodegradación)).
  • Secado rápido. (Incluso en maderas tropicales).
  • Ausencia de olores durante la aplicación.
  • No inflamable.
  • Rendimiento según el fabricante: 5-8 m2/l (2-3×80-100 gr/m2)

Lasur protector para madera al agua listo para su uso. 

Agitar/remover bien el lasur, para asegurar la uniformidad del color. Aplicar 2 capas de 80-100gr/m2. Para un mejor acabado aplicar en la dirección de la veta de la madera. Limpieza: Utilizar agua. No verter los residuos por el desagüe.

Mantenimiento: Si con el transcurso del tiempo se observan signos de degradación, basta con lijar suavemente la superficie en cuestión y aplicar 1-2 manos de IRUXIL W.

(*) No obstante, en aplicaciones al exterior se evitará el uso de maderas de dudosa durabilidad. La madera deberá estar limpia de polvo y suciedad y exenta de cualquier capa de barniz o pintura, al objeto de facilitar una buena penetración y adherencia del producto en el substrato. No aplicar sobre maderas que contengan más de un 15% de humedad.

¿Con qué frecuencia debemos tratar nuestra casa de madera?

No existen unos plazos concretos que sirvan para todos los entornos. Como norma general, nuestra recomendación es que cada 3 o 5 años volvamos a aplicar los tratamientos recomendados. De todas formas nuestra recomendación es que realice inspecciones visuales periódicas para identificar cualquier signo de daño, como grietas, hendiduras o áreas desgastadas. Preste especial atención a las áreas expuestas a la intemperie, como la fachada exterior y el techo.

Uno de los aspectos que debemos tener en cuenta es la orientación de la casa con respecto al sol y con respecto a los vientos predominantes etc…

La forma en que la casa se relaciona con los elementos de su entorno va a hacer que aunque hayamos aplicado el mismo tratamiento a toda la casa, nos encontremos con que algunas partes van a presentar síntomas de desgaste antes que otras. Deberemos prestar especial atención en las zonas expuestas directamente al sol y en las partes de la casa que se encuentran orientadas al Norte (si nos encontramos en el hemisferio Norte). Debemos conocer cuales son esas áreas de la casa que nos van a servir como «chivato» de que nuestra casa necesita un repaso.

Recomendaciones finales

En definitiva, la durabilidad de nuestra casa será indefinida si somos cuidadosos realizando inspecciones oculares periódicas, y aplicando remedios a medida que surja cualquier problema mínimo. Son unas casas que responden muy bien a los tratamientos propuestos y ya hemos visto, que aún cuando no reciben ningún tratamiento (como el caso que abría el post), su durabilidad es notable. De todas maneras la manera de hacer durar nuestra casa es que se imponga el sentido común y que nos ayudemos de la información que puedan aportar los proveedores, tanto de las casas como de los tratamientos. Si entendemos que la madera es un material natural y aprendemos a tratarla en función de las señales que nos vaya ofreciendo, podremos disfrutar de nuestra casa indefinidamente. Esperamos que la disfrute muchos años.

 
Pincha para minimizar/esconder texto
Llámanos 945 225 380